Le Cucó

Patas de cabra

Descripción

“El monstruo es aquello, aquella o aquel que se muestra, de ahí su etimología mostrum (mostrar), pero también es lo que mira, lo que juzga, desde otro universo, nuestro hacer cotidiano y rutinario tan normalizado que nos enajena. Parece que está solo, pero no es así. El monstruo se muestra para establecer el espejo y precisa de ese espejo para construir su piel de monstruo. En su mirada, que se desplaza y quiebra, todo es psicodélico y deforme. En el ojo del monstruo, todo es posible y a la vez inasible, como la lengua que nunca deja de ser extranjera y propia a la vez”.