LA COSA Y LA CRUZ

Biblioteca Nacional

Descripción

Nos preguntamos entonces sobre las transformaciones psíquicas ‘profundas’ que el cristianismo preparó como dominación subjetiva en el campo de la política antigua e hizo posible que el capitalismo pudiera luego instaurarse: que converjan en el siglo XX, como estarnos viendo, ambos a dos -economía y religión- triunfando juntos al mismo tiempo.

¿Cuál fue la innovación psíquica en la construcción histórica de la subjetividad que nos acerca esta experiencia? ¿Desentrañarla ayudará a comprender el dominio globalizado e inmisericorde que se sigue ejerciendo sobre todos nosotros? Se necesitó imponer primero por el terror una premisa básica: que el cuerpo del hombre, carne sensible y enamorada, fuese desvalorizado y considerado un mero residuo del Espíritu abstracto. Sólo así el cuerpo pudo quedar librado al cómputo y al cálculo; al predominio frío de lo cuantitativo infinito sobre todas las cualidades humanas.